Está ocurriendo en la Justicia algo probablemente poco habitual y es la movilización de todos aquellos que formamos parte de ese “aparato”. Jueces, fiscales, abogados y procuradores se movilizan en la calle y en redes sociales para exigir una justicia de calidad, para exigir que se dote de medios para que la justicia sea justa. Como ya decía hace siglos Jean de la Bruyere:Una cualidad de la Justicia es hacerla pronto y sin dilaciones; hacerla esperar es injusticia”, y esperar es algo que sufrimos habitualmente (y mucho). La falta de jueces, juzgados, personal, medios materiales, careciendo en ocasiones de los mínimos recursos es algo que realmente deja desprovista de credibilidad a una democracia. La Justicia es uno de los pilares del sistema y si falla éste muchas cosas vienen detrás.

Explicar a los clientes muchas veces que no sabrán nada nuevo de sus asuntos durante meses o que la solución a sus problemas legales no llegará hasta dentro de años en ocasiones conduce a una suerte de melancolía contagiosa con efectos secundarios en la percepción ciudadana de la justicia y del buen hacer de los despachos de abogados.

La paciencia es una gran virtud, efectivamente, y la ejercitamos todos los días, pero hemos de seguir trabajando todos y exigiendo que desde el Parlamento se haga todo lo posible para dotar de medios a este pilar, tan olvidado de los Presupuestos Generales del Estado e incluso del interés político.

Entre tanto, todos nosotros, con nuestro grano de arena, seguiremos trabajando en que todo esto vaya a mejor. Paciencia y esfuerzo.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies